La reforma energética trae más daños que beneficios: Coparmex

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) de la Ciudad de México aseguró que las reformas como la energética, que en apariencia traería beneficios para el país, en realidad están perjudicando la economía de los sectores productivo y social.

Jesús Padilla Zenteno, presidente de la Coparmex en la Ciudad de México, cuestionó que, contrario a las promesas del gobierno federal, las tarifas eléctricas a partir del mes de julio se han incrementado, y aseveró que los sectores industrial y comercial son los más perjudicados.

A través de un comunicado, Padilla Zenteno recordó los aumentos de la CFE en los últimos meses: para el sector comercial el aumento es de entre 5.6 por ciento y 7.2 por ciento, para el uso doméstico de alto consumo (DAC) el aumento fue de 3.3 por ciento, mientras que para el sector comercial las tarifas registran incrementos de entre 3.3 por ciento y 5 por ciento.

“El aumento de los precios en los combustibles, como los recientes gasolinazos o de energía eléctrica, es un lastre para las empresas y no generan un buen entorno para los negocios, lo que reduce la posibilidad de atraer nuevos inversores y estanca la economía nacional”, sentenció el empresario.

Padilla Zenteno señaló que con dichos aumentos la tarifa industrial, sumarán un ascenso de entre 25 y 30 por ciento en comparación con el precio reportado en noviembre del año pasado; mientras que el sector comercial tendrá un incremento de entre 3.3 y 5 por ciento, lo que suma un alza acumulada de entre 17 por ciento y 23 por ciento.

El dirigente de la Coparmex señaló que dichos costos se reflejan en los precios de los productos y servicios que se ofertan, y consideró poco viable que el aparato productivo del país pueda soportar esta constante elevación de precios sin que ello golpeé la economía de los consumidores.

El líder empresarial recordó que el 12 de agosto de 2013, el presidente Peña Nieto afirmó que con la reforma energética se crearían cientos de miles de nuevos empleos y con mejores salarios, bajaría el precio de la luz, el gas y fertilizantes; sin embargo, empresas como Pemex han tenido despidos masivos cercanos a los 40 mil trabajadores, se han dejado de cubrir vacantes dejadas por jubilados y pensionados.

3 Comentarios

  1. Raul Hernandez
  2. Ricardo Salazar
  3. Juan

Escribe tu comentario